ETIOLOGÍA



Ambos tipos de hepatitis crónica pueden deberse a infección con varios de los virus de la hepatitis (ej. Hepatitis B con, o sin, sobre infección por hepatitis D y hepatitis C); a diversos fármacos y sustancias toxicas (ej. Etanol, isoniacida, acetaminofen), a menudo en cantidades insuficientes para producir una hepatitis aguda sintomática; trastornos genéticos y metabólicos (ej. Insuficiencia de la ⍺1 anti tripsina-enfermedad de Wilson); o lesión de origen desconocido mediada inmunitariamente. Cerca del 1 a 2% de las personas con hepatitis B aguda que no padecen otros trastornos conservan una infección crónica con VHB; l riesgo es mayor para los individuos inmunocomprometidos o jóvenes. Dos tercios de los que desarrollan hepatitis crónica leve y un tercio presentan la forma severa de la enfermedad. La superinfeccion con el VHD de un paciente con infección crónica por el VHB se acompaña con una tasa de desarrollo de hepatitis crónica activa mucho mayor que la observada en la infección de hepatitis B sola. La superinfeccion con hepatitis D de los pacientes con hepatitis B también se acompaña con una gran incidencia de insuficiencia hepática fulminante. Por último, aproximadamente 7 0 a 85% de las personas con hepatitis C aguda pos transfusión o adquirida en la comunidad, desarrolla hepatitis crónica.

Ir a Menù Principal...